La fábula del tonto

La fábula del tonto

Texto: Edición de Martes de cuento de una fábula popular 

Leímos esta historia, nos gustó y decidimos editarla para compartirla con todos vosotros una vez editada y adaptada a Isla Imaginada. Esperamos que os guste tanto leerla como nos gustó a nosotros.

Ilustración: relyon

Gif: Bulbble Inc.

vuelve al cuento

El arte de la caligrafía

Texto: Edición de Martes de cuento de una leyenda china

De la china nos llegan multitud de historias y esta es una de ellas. Esperamos que os guste tanto como nos ha gustado a nosotros editarla para adaptarla a Isla Imaginada.

Ilustración:  Leaping-Froggs

Gif: Giphy

vuelve al cuento

La reina de las abejas

Texto: Edición de Martes de cuento de «Die Bienenkönigin» («La reina de las abejas»), de los Hermanos Grimm

Wilhelm y Jacob Grimm, 1847, daguerrotipo de Hermann Blow (1804-1850)

Jacob y Wilhelm Grimm, fueron hijos del jurista Philipp Wilhelm Grimm, y aunque ambos siguieron la tradición familiar y estudiaron Derecho, los dos dedicaron gran parte de su vida a la enseñanza y, asimismo, los dos tuvieron en común su gran pasión por lo cuentos.

A ellos les debemos la recuperación de relatos orales europeos que, de otro modo se hubieran perdido irremediablemente en el olvido.

En Martes de cuento ya hemos compartido con anterioridad muchas de sus historias fantásticas y esperamos, en el futuro, poder compartir muchas más.

 

 

 

Ilustración: Helen Stratton ( 1867-1961)

Hija de John Proudfoot Stratton, cirujano británico destinado en la India,  y de Georgina Anne Anderson. Poco después del nacimiento de Helen  la familia se mudó a Inglaterra y se estableció en Bath.

 

En 1891, Helen se traslada a Kensington, Londres, para asistir a la escuela de arte, donde se hizo seguidora del Art Nouveau. Durante muchos años vivió y trabajó como ilustradora y pintora de libros en Kensington con su madre viuda y sus hermanos.

 

A partir de 1896, Stratton se hizo famosa por sus audaces e imaginativas ilustraciones de cuentos clásicos. Aunque inicialmente se destacó por sus ilustraciones en blanco y negro, también ilustró en acuarela.

En la década de 1930 regresó a Bath, donde murió el 4 de junio de 1961, a la edad de 95 años.

Gif: Giphy

vuelve al cuento

El cuento de Ana

Texto: Versión de Martes de cuento de un relato anónimo

Encontramos este cuento navegando por la red y no pudimos dar con el autor. Decidimos editarlo y modificarlo para adaptarlo al blog. Esperamos que os guste el resultado.

Ilustración: NeoSlashott

Gif: Giphy

vuelve al cuento

¿De quién es este huevo?

Texto: Traducción de Martes de cuento de A big egg, de Roma Pradhan

Una amiga nos prestó este cuento y lo hemos traducido para compartirlo con todos vosotros. Esperamos que os guste tanto como nos gustó a nosotros.

Ilustración:  stokrotas

Gif: Giphy

vuelve al cuento

El pájaro de las plumas de oro

Texto: Versión de Martes de cuento de un cuento popular de la República de Malaui

Del fascinante continente africano nos llegan innumerables cuentos, fábulas y leyendas de las cuales ya hemos compartido con vosotros un buen número: «El pollito que llegó a rey», «Kitete, el hijo de Shindo», «La astucia de la tortuga», «La suerte dormida», «Los dos reyes de Gondar», «La sabiduría encerrada», «La tortuga cantora», «De cómo se instaló la gata dentro de la choza», «El árbol que hablaba», «El chico y el cocodrilo».

Muchas de estas historias africanas  están protagonizadas por animales humanizados, que nos muestran, de forma amena y divertida, los muchos defectos que tenemos las personas.

Esperamos que el cuento os guste y de él obtengáis alguna enseñanza.

Ilustración: FrodoK 

Gif: Lowgif

vuelve al cuento

La bruja y la hermana del Sol

Texto:  Aleksandr Nikoláyevich Afanásiev, (1826-1871)

Afanasiev es considerado el más importante folcloristas ruso. Fue el primero en editar un volumen de cuentos populares de tradición eslava para recuperar los relatos que a lo largo del tiempo se habían ido perdiendo.

El gran mérito del escritor fue recopilar por escrito, por primera vez, los cuentos eslavos de tradición oral, en su monumental obra Cuentos populares rusos (1855-1863), publicada en ocho volúmenes, en la que reunió cerca de setecientos cuentos y fábulas populares, algunos de las cuales los podéis leer en el blog: «El hombre, el oso y el zorro», «La niña sabia», «El adivino», «El gallito», «La aventura de la oveja y el carnero», «La invernada de los animales», «La rana zarevna».

Su trabajo fue posible gracias a la ayuda que recibió de la Academia de Geografía rusa, de la que Afanásiev era miembro. A esta labor dedicó grandes esfuerzo, puesto que los cuentos eslavos nunca se habían escrito y cuando él decidió hacerlo, las reformas del zar Pedro I el Grande, que quería europeizar las costumbres dejando de lado las tradiciones populares rusas, dificultaron la ya de por sí difícil labor.

En la primera colección (1855-1863), los textos se colocaron sin ningún orden, tal y como se recibieron. Sin embargo, en la edición de 1863 (en 4 volúmenes), Afanásiev ordenó los cuentos según un orden determinado y los comentó. Más tarde, sobre la base de su colección se compiló una selección de cuentos rusos exclusivamente infantiles (1870).

Sus cuentos no han dejado de contarse, publicarse y traducirse a diferentes idiomas.

Ilustración: Iván Bilibin (1876-1942)

Destacado ilustrador y diseñador de teatro que representó el mundo fantástico del folclore ruso.

Entre 1899 y 1902 ilustró cuentos populares rusos como «Basilisa la bella», «La princesa rana», «Marya Morevna»… También creó series gráficas sobre epopeyas rusas: Volga y Mikula (1902-1904), Dobrynya Nikitich (1904), ilustraciones para el cuento «El zar Saltan» (1904-1905) y «El gallo de oro», ambos de Pushkin (1906-1907).

Desarrolló, en la técnica de dibujo a tinta retroiluminada con acuarela, un diseño especial de «estilo bilibin», lo que lo convirtió en un maestro reconocido del llamado «estilo ruso» por el que recibió numerosos pedidos de diseño. Durante este período, Bilibin colaboró con muchas editoriales importantes, y también realizó carteles, bocetos para sellos postales; en particular, la serie para conmemorar el 300 aniversario de la Casa de Romanov.

 

Gif:  Best Animations

vuelve al cuento

Las medias de los flamencos


Texto:  Horacio Quiroga (1878-1937)

Cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo, fue un maestro en el arte de la cuentística con su prosa vital y fresca. Su vida, marcada por la tragedia, no le impidió cultivar su talento literario.
Pasó la mayor parte de su vida en Buenos Aires, donde ejerció como profesor, fotógrafo y crítico cinematográfico. Fundó tertulias literarias y cultivó una larga amistad con Leopoldo Lugones y Alfonsina Storni, entre otros. Pero, seguramente, dejando a un lado la literatura, su gran pasión fue la selva misionera, en la que vivió durante largos periodos en dos ocasiones y la misma que le inspiró algunas de sus obras.

A pesar del tiempo transcurrido, sus escritos siguen cautivando a los lectores de todas las edades. Como este cuento etiológico, que nos explica por qué los flamencos tienen las patas rojas, y que se encuentra en el el libro Cuentos de la selva, publicado en 1918 en Buenos Aires.

Ilustración: marijeberting

El gusano y el escarabajo


Texto:  Edición de Martes de cuento de un cuento popular

Este relato lo encontramos navegando por la red y como nos gustó, hemos hecho nuestra propia versión de él cambiando algunos personajes.

Ilustración:  TetraModal

Historia de uno que hizo un viaje para saber lo que era miedo


Texto:  Edición de Martes de cuento de «Von einem, der auszog, das Fürchten zu lernen», de los hermanos Grimm

Este relato, conocido muchas veces en habla hispana como «Juan sin miedo», está incluido en el célebre Cuentos de la infancia y del hogar (Kinder- und Hausmärchen, en acrónimo KHM)  de los hermanos Grimm —Jacob y Wilhelm.

El primer volumen de la obra se publicó en Berlín en 1812, y el segundo en 1815. Los dos hermanos publicaron siete ediciones de la obra y, en cada ocasión, modificaron el contenido. La última de ellas, que incluía 211 cuentos, vio la luz en 1857.

Ilustración: nikogeyer