Skip links

Main navigation

La tos de la muñeca

b8fa21a6a6420144cd26b6ffe3a69249

Ilustración: Emma Pumarola

Como mi linda muñeca

tiene un poquito de tos,

yo, que enseguida me aflijo,

hice llamar al doctor.

 

Serio y callado, a la enferma

largo tiempo examinó,

ya poniéndole el termómetro,

ya mirando su reloj.

 

La muñeca estaba pálida,

yo temblaba de emoción,

y al fin el médico dijo,

bajando mucho la voz:

«Esa tos solo se cura

con un caramelo o dos».

Poema: Germán Berdiales

Ilustración: Emma Pumarola

Reader Interactions

Comments

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.