Skip links

Main navigation

Nana para dormir a mi niña

nana2

Para MGM

Nana, nanita, mi niña duerme

sobre las flores, en prados verdes.

Cierra los ojos, se marcha lejos,

¡quiero seguirla hasta sus sueños!

Ríe mi niña, ojos cerrados,

gracioso duende por los tejados.

 

Nana, nanita, mi niña duerme

y yo la miro, ¡no se despierte!

¿Dónde está ahora mi niña hermosa?

¡Vuela con alas de mariposa!

¿En gran castillo será princesa

o en Villa Sueño doña alcaldesa?

 

Mi niña duerme, nanita, nana.

Traviesa luna por la ventana,

sobre la cuna un blanco velo,

prende un lucero entre su pelo.

 

Nana, nanita, mi niña duerme

que nadie robe, mientras yo velo,

sus dulces sueños de caramelo,

que juega al corro con unas hadas,

y a los piratas con dos espadas.

 

Mi niña duerme mientras la miro,

el tiempo pasa como un suspiro.

Nana, nanita, mi niña duerme,

que nadie hable, no se despierte.

Poema: Martes de cuento

Ilustración: Friedrich von Amerling  (1803-1887)

Reader Interactions

Comments

    • 🙂 Muchas gracias, Mamá&nené, lo de la fiesta bloguera nos pareció muy divertido. Una gran idea!
      Y ya sabes, cuando necesites cuentos, poesías o personajes mitológicos pásate a hacernos una visita.
      ¡Un abrazo!

  1. Tierna canción que las nanas y las mamás, por qué no, también los papás deberíamos de saber, amén de cantar.
    Saludos cordiales

    • ¡Claro que sí! Por descontado que también los papás e incluso las abuelas y los abuelos. Afortunadamente, la ternura hacia un niño no entiende de sexos ni de edades.
      Un saludo y muchas gracias por leernos y por tu comentario.

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.