Bakeneko

Gato mágico en la mitología japonesa.

SN3S0645

Bakeneko se traduce como «gato monstruo» o «gato fantasma» aunque, en realidad sería más adecuado denominarlo «gato cambiante» ya que el cambio es la característica que define al bakeneko.

La palabra bakeneko (化け猫) constan de dos kanji; «bake» (化け) «transformarse», «cambiar la forma» y «neko» (猫), «gato».

El bakeneko puede tomar forma humana, o forma casi humana. Algunos mantienen la forma de gato, pero son capaces de hablar el lenguaje de los hombres.

En Japón, se dice que estos gatos son gatos comunes que han vivido muchísimo tiempo.

Generalmente, se acepta que el origen de la leyenda de los bakeneko se inicio a causa de la mala alimentación de los gatos.

Estos animales no son originarios de Japón, se importaron a la isla como mascotas y como cazadores de ratas en el siglo VI, al mismo tiempo que la doctrina budista. Por desconocimiento, fueron alimentados con grano y vegetales. Como los gatos no estaban adecuadamente alimentados, conseguían las proteínas que necesitaban bebiéndose el aceite de pescado que se usaba en las lámparas de los hogares como combustible. Para conseguir el alimento se levantaban sobre sus patas traseras para alcanzar la lámpara y lamer el aceite de pescado.

A través de los típicos biombos de papel, los asustados dueños lo que veían eran sombras negras y alargadas y a su pequeño gato convertido de pronto en un ser que caminaba sobre dos patas. El maullido del animal, semejante en ocasiones a la voz humana, puso en funcionamiento la imaginación y se empezaron a forjar las leyendas.

Cuando a un bakeneko se le bifurca la cola, pasa a denominarse «nekomata». La diferencia principal entre los dos es la capacidad del bakeneko de adoptar forma humana.

Mitología japonesa.

Fuente: Hyakumonogatari Kaidankai

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.