Skip links

Main navigation

Brujas

En múltiples culturas, mujeres dotadas de poderes mágicos.

brujita_by_demitrybelmont-d41gjy8

Ilustración: demitrybelmont

Las brujas son mujeres muy inteligentes que practican la magia. La palabra que designa a las brujas en inglés, “witch” se deriva del término anglosajón “wit”, “conocer”, así la brujería no es más que la búsqueda incansable del conocimiento y de la sabiduría. Por tanto, la bruja es una científica que investiga y el resultado de sus investigaciones se puede aplicar para el bien y para el mal.

Aunque las hay de muchos colores, según su campo de especialización, las más habituales suelen ser las brujas blancas y las brujas negras. Las negras deben su poder a las fuerzas de Satán, demonios y seres malignos, las blancas lo deben a los dioses y a los seres angélicos y puros.

brujas_by_lentao84

Ilustración: lentao84

Las brujas negras dejan en un segundo término las consecuencias que sus descubrimientos puedan llegar a tener sobre la gente y buscan los conocimientos donde sea, incluso más allá de los secretos revelados en los libros de las religiones más respetables. Las blancas ponen sus límites en el daño que puedan causar a las personas y nunca experimentan ni usan sus poderes si creen que pueden poner en peligro a un ser humano.

Tanto unas como otras, tienen que ganarse de algún modo la vida y una de las formas de hacerlo es vender sus poderes a los humanos en forma de hechizos, brebajes o amuletos.

Las brujas negras consideran que no es su responsabilidad el buen o mal uso que se dé a lo que venden, ni el efecto negativo que puedan producir estos poderosos objetos a terceros si de ellos hace un mal uso aquel que los ha adquirido.

Las brujas blancas fabrican únicamente productos que saben con seguridad que son beneficiosos y jamás intentan conjurar a los muertos o modificar las fuerzas de la naturaleza, a las que dejan seguir su curso.

Las brujas suelen ser autodidactas y aprenden del entorno gracias a sus cualidades observadoras. Estudian las plantas, las piedras, los minerales… y consultan cualquier documento científico que cae en sus manos para ampliar sus conocimientos.

Ida Rentoul Outhwaite Halloween 3

Ilustración: Ida Rentoul Outhwaite

Que se sepa, los auténticos libros de brujería fueron quemados hace siglos y, por este motivo, las brujas desarrollan una poderosa memoria que les permite saberse al dedillo los hechizos y las fórmulas mágicas que utilizan.

Cuando son muy sabias, aceptan a una aprendiza, a la que le trasmiten todos sus conocimientos pero no es lo más habitual, porque generalmente prefieren trabajar y estudiar solas.

Como en todas las profesiones, hay muchos grados de maestría que se van adquiriendo con los años y que van desde la simple preparación de filtros amorosos, provocación de plagas y epidemias o curación de enfermedades, hasta la preparación de ungüentos para hacer volar escobas y otros objetos, hacer andar a los muertos, transformar a los humanos en animales o, simplemente, manipular su voluntad para usarlos como esclavos.

Se cree que las brujas viven más de cien años y que, al morir, muchas se reencarnan en sapo, víbora, lombriz, murciélago o gato negro. Por este motivo, es habitual que estos animales sean adoptados por otras brujas como compañeros.

bruja

Ilustración: KillerBe

Las brujas se suelen reunir una vez al mes, cuando la luna está llena y, además, organizan cuatro grandes aquelarres al año: la Candelaria, el 2 de febrero; la Noche de Walpurgis el 31 de abril; La fiesta de la Cosecha el 2 de agosto; y el 31 de octubre, la víspera del día de Todos los Santos. En los solsticios de invierno y de verano también se reúnen. En estas fechas y en los días de luna llena es mejor que los que temen a las brujas se queden en sus casas.

A pesar del miedo o del rechazo que muchos sienten hacia las brujas, pueden ser de mucha ayuda porque pueden proveernos de cuerda de horca para curar instantáneamente las heridas de la piel, de moho de cementerio recogido a medianoche para hacer callar a los enemigos, de pelos púbicos de momia para conseguir el éxito en cualquier proyecto o de un muñeco de cera para vencer a los enemigos. También pueden practicar hechizos para conseguir buenas cosechas, aprobar exámenes o conseguir la fama.

El único inconveniente de utilizar los servicios de una bruja es el pago porque, además de con dinero, se abonan sus favores entregando una porción de alma y como el triunfo es irresistible para los humanos, si uno no se anda con cuidado, acaba por entregar, trocito a trocito, su alma entera.

Muchos identifican falsamente a brujas para quitarse de encima a mujeres molestas o demasiado inteligentes y la ignorancia hace el resto. Hay persecuciones, lapidaciones, ahogamientos, flagelaciones, cremaciones…  Estas injusticias ponen en guardia a las brujas auténticas que, para vengar las injusticias, provocan epidemias y desgracias. Si a tu alrededor detectas plagas de moscas, niños llorando sin parar durante noches enteras, perros aullando, la leche se agría, la mayonesa se corta… o cualquier hecho inexplicable y misterioso, es que se ha cometido una injusticia y una bruja la repara.

Aunque por error, envidia, desconocimiento o miedo, muchas brujas blancas han sido injustamente condenadas a lo largo de la historia, lo cierto es que existen brujas malignas y para librarse de ellas, lo más efectivo es quemarlas en una hoguera hecha con madera de roble envejecido durante quinientos años en un cementerio y, después, esparcir sus cenizas durante una noche de luna menguante cuando sopla el Cierzo. En caso de quererlas eliminar en pleno vuelo, se las debe abatir, como a los hombres lobo, con una bala de plata pura de 28,35 gramos.

Baba Yaga, Maruja Larujala Bruja de Blancanieves, la Bruja de Desir, las Brujas fantásticas o la Bruja de la Bella Durmiente, son solo algunas de las brujas que han hecho historia.

01237_hs

Ilustración: Ida Rentoul Outhwaite

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions

Comments

  1. ¡Me encantan las brujas!, sobre todo las buenas, aquellas con las que puedes contar para que te ayuden, cómo bien describes, en un proyecto, en un examen…
    Incluso, hace bastante tiempo, que realizaba algún conjuro o hechizo, en fechas especiales cómo la de hoy.
    Tu aportación a las Brujas es excepcional. Me ha sorprendido, descubrir, que se las pagaba con un trozo de nuestra alma y que cuando hay una injusticia llegan a provocar hechos misteriosos.

    • ¡Pues ya nos contarás algún hechizo!… Pero que funcione, ¿eh? 😀 Como la Imaginopedia está viva y cada vez que tengo nuevos datos la cambio, si averiguo cosas nuevas sobre las brujas, te aviso enseguida. ¡Un abrazo!

Trackbacks

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.