Jackalope

Conejo con cuernos autóctono de los Estados Unidos de América.

Animalia Qvadrvpedia et Reptilia (Terra), grabado XLVII c. 1575/1580

El jackalope, palabra formada a partir de los términos jackrabbit y antelope y que en ocasiones se traduce al castellano como «lebrílope»,  es una especie extraña, cruce de conejo asesino con ciervo pigmeo, ambos ya extintos.

No existen muchos ejemplares debido a la dificultad que tienen para reproducirse, ya que solo se aparean cuando hay tormentas eléctricas acompañadas de granizo. Si alguien tiene la suerte de encontrarse con una hembra de jackalope mientras cría y la sorprende dormida, debe ordeñarla rápidamente, puesto que su leche tiene propiedades medicinales.
Para darles caza, lo mejor es dejar a su alcance una botella con alguna bebida alcohólica, puesto que les encanta, sobre todo el whisky. Una vez se han emborrachado quedan confundidos y es posible atraparlos.
Su carne, suave y sabrosa, es muy apreciada, ya que es parecida a la de la langosta.

Suelen ser de color marrón, y pesar entre un kilo y dos kilos y medio. son capaces de alcanzar velocidades cercanas a los 150 kilómetros por hora.

Se dice que son muy agresivos y cuando son atacados se defienden con sus cuernos, por lo que a veces se los denomina conejos guerreros. Se dice que poseen la habilidad de imitar cualquier clase de sonidos y usan esta característica para eludir la captura cuando los persiguen. Entre sus imitaciones más logradas está la voz humana. Se cuenta, que durante los viejos días de la conquista del oeste, cuando los vaqueros se reunían alrededor de las fogatas y cantaban por la noche, escuchaban a menudo a los jackalopes imitando sus voces. Hay noticias de avistamientos ocasionales de esta extraña criatura todavía en la actualidad, sobre todo en el oeste americano.

Aparte de los indios, el primero que dio noticias de su existencia fue el explorador  John Colter, uno de los primeros hombres blancos que penetró en lo que algún día sería el Estado de Wyoming.

Los parientes europeos del jackalope son el wolperdinger alemán y el skvader sueco, cuya existencia ya se documenta en las obras eruditas desde el siglo XVI, aunque las noticias sobre él se remontan a Alejandro Magno y a la conquista de la isla de Tannin, cuyos habitantes se dice que ofrecieron como regalo al rey macedonio un conejo con cuernos por haberlos liberado de un terrible dragón.

Manuscrito W.659, Walters Art Museum

Conrad Gesner (1516-1565) fue un historiador suizo cuya obra enciclopédica, Historiae Animalium, intentó registrar el mundo zoológico de forma exhaustiva. La zoología, como disciplina, surgió en el Renacimiento y esta fue la primera publicación de este tipo. La obra apareció en cinco volúmenes entre 1551 y 1587 (el último publicado póstumamente).

Otro de los testimonios lo encontramos en la obra Animalia Qvadrvpedia et Reptiliadel año 1575, de Joris Hoefnagel (1542- 1600).

Encontramos un conejo con cuernos en una colección de grabados publicados en Amberes sin fecha, alrededor de 1612 por Adrien Collaert  (ca.1560-1618) Animalium quadrupedum omnis generis verae et artificiosissimae delineationes in aes incisae et edita ab Adriano CollardoEsta es la placa 18, la penúltima de la colección, en la que vemos, además del conejo, un topo, un tejón y un zorro.

John Jonston (1603-1675), médico y naturalista británico, lo menciona en su enciclopedia zoológica Historiae naturalis de quadrupetibus libri.

También nos da cuenta de este animal el abate Pierre Joseph Bonnaterre (1752-1804) en su monumental obra Tableau Encyclopédique et Methódique des Trois Regnes de la Nature, una completa enciclopedia publicada en varios volúmenes d botánica y zoología.

 

Linneo, considerado el creador de la clasificación de los seres vivos o taxonomía, lo denominó Lepus cornutus, pero nunca creyó en su existencia y afirmaba que se trataba de un mito.

Parecido a los anteriores, de color amarillo, de apariencia inofensiva y con un solo cuerno en espiral de 0,61 m de longitud que sobresale de su frente, similar al de los unicornio, está el al-mi’raj o almiraj (del árabe  المعراج al-mi’raj ),  animal mítico que aparece en poesía y del que se afirma que vive en una isla misteriosa del Océano Índico llamada Jezîrat al-Tennyn.

Se cree que este extraño animal es, simplemente, un conejo aquejado de papilomatosis o virus del papiloma de la cola de algodón del conejo (CRPV), una enfermedad causada por un parásito que produce tumores corporales y que cuando salen en la cabeza, se asemejan a cuernos.

Mitología de América del norte

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.