Pangu

En la mitología China, gigante creador del mundo y la humanidad.

Ilustración: ride3932

Un mito muy tardío chino habla del hombre primordial. Por colocación temática, suele estar al inicio de los libros de mitología china (Libro de las montañas y los mares –atlas de las regiones míticas y catálogo de demonios-, y en las Elegías de Chu, en el capítulo “Pregúntale al cielo” (“Tian wen”).

En el principio no había nada en el universo, salvo el caos informe. El caos comenzó a fusionarse en un huevo cósmico durante 18.000 años. Dentro de él, los principios opuestos del yin y yang se equilibraron y Pangu salió del huevo y emprendió la tarea de crear el mundo: dividió el yin del yang con su hacha gigante, creando la tierra del yin y el cielo del yang. Para mantenerlos separados permaneció entre ellos empujando el cielo hacia arriba y la tierra hacia abajo. Esta tarea le llevó 18.000 años, elevándose el cielo cada día un zháng (丈, equivalente a 3’33 metros) mientras la tierra se hundía en la misma proporción y Pangu crecía también la misma longitud. En algunas versiones, Pangu es ayudado por los cuatro animales principales: la tortuga, el qilin (cuerpo de león, piel de pez y cuernos de ciervo), un ave y el dragón (el dragón siempre se ha considerado en China una criatura benéfica y un símbolo de buena fortuna: no escupen fuego ni tienen alas, aunque normalmente pueden volar gracias a la magia. Proporcionan salud y buena suerte y viven en el agua. Según las antiguas creencias chinas, traen la lluvia para la recolección).

Después de otros 18.000 años, Pangu murió. De su respiración surgió el viento, de su voz el trueno, del ojo izquierdo el sol y del derecho la luna. Su cuerpo se transformó en las montañas, su sangre en los ríos, sus músculos en las tierras fértiles, el vello de su cara en las estrellas y la Vía Láctea. Su pelo dio origen a los bosques, sus huesos a los minerales de valor, la médula y el esperma a las perlas y al jade, su sudor a la lluvia y las marismas y los parásitos que poblaban su cuerpo (pulgas y piojos), llevados por el viento, se convirtieron en los seres humanos.

Mitología China

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.