Piedra Negra

En la tradición islámica, roca sagrada incrustada en la Ka’bah.

En la ciudad saudí de La Meca está la Ka’bah, un monumento construido con piedras que tiene forma de cubo (15 de alto x 10 de ancho x 12 de profundidad). En el ángulo oriental de la Ka’bah, a 1,40 m. de altura está incrustada la Piedra Negra.

La procedencia de la Piedra Negra es un misterio, pero una leyenda árabe cuenta que el patriarca Abraham estaba recorriendo los valles del Hiyaz y detrás de cada roca acechaba un demonio que lo tentaba y que esperaba a que sucumbiera y desistiera de su viaje, pero Abraham se mantuvo firme. Dios, entonces, lo quiso recompensar y le envió del cielo una piedra blanca.

Abraham, para agradecer el regalo, construyó la Ka’bah y encajó la piedra blanca en el muro. Paulatinamente, se fue extendiendo la creencia de que aquel que besara la nívea piedra podría presentarse sin temor ante Dios, porque la piedra era capaz de absorber todos los pecados.

Los habitantes de Arabia empezaron a ir en peregrinación a La Meca para besar la piedra y fue así como, poco a poco, la piedra que había sido blanca se volvió negra, a causa de los muchos pecados de los hombres.

Aún hoy, los musulmanes viajan al menos una vez en la vida hasta La Meca.

Leyenda árabe.

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.