Tengu

Criatura legendaria del folclore japonés.

Tengu (天狗, «perro celestial») es una criatura legendaria de la religión popular japonesa considerada un tipo de yōkai (ser sobrenatural) o kami (dios).

El término tengu y los caracteres utilizados para escribirlo tienen su origen en el chino tiāngou, un demonio muy feroz del folclore que suele describirse de variadas maneras, aunque la más frecuente es la de un monstruoso perro antropófago que aparece como una estrella fugaz o cometa. Al llegar, se anuncia con su ladrido, semejante a un trueno, y su aparición es precusora de la guerra.

En Japón, el aspecto de este animal fabuloso cambió y su carácter, a lo largo del tiempo, se fue suavizando. De demonios malvados, los tengu pasaron a ser considerados espíritus protectores, aunque todavía peligrosos, habitantes de montañas y bosques.

Según la tradición, los tengu habitan en los árboles, en especial en pinos y cedros de los bosques japoneses ya que, originariamente eran una especie de aves rapaces, nacidas de un gran huevo.

Los primeros tengu se representaban con largos picos, pero esta característica se fue humanizado y acabó por convertirse en una larga nariz, la que hoy en día se considera su característica más definitoria.

El cambio pudo estar originado en que fueron a menudo pintados en antiguos pergaminos parodiando a sacerdotes de alto rango, a los que se dibujaba con picos de halcón como si fueran demonios tengu.

Tal vez, por este motivo y por ser habitantes de las montañas, los tengu se asociaron a partir del del siglo XIII con la práctica ascética del Shugendō, ya que se representaron con el distintivo sombrero negro tokin. una faja y los pompones del traje, el atuendo típico de sus sacerdotes, los yamabushi, «guerreros de las montañas»), monjes ascetas que vivían como ermitaños en los montes y a los cuales se les atribuían poderes tales como la magia, los conjuros o los hechizos.

Debido a esta estética sacerdotal, y por extensión, también  podemos encontrar a los tengu empuñando el khakkhara, el bastón utilizado por los monjes budistas.

Asimismo, los tengu pueden llevar un abanico de plumas mágico (hauchiwa) y otros accesorios como las tengugeta, un tipo de sandalia de madera de un solo diente.

Así pues, al tengu lo podemos encontrar representado de formas variadas.

Como un pájaro monstruoso.

Como un niño con cara de ave.

O, la más común, como ser antropomorfizado, normalmente, con la cara roja y una nariz desproporcionadamente larga, que parece haber sido concebida en el siglo XIV como adaptación humana del pico del ave original.

Mitología japonesa.

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.