Unicornio

Ser mítico, originario de la India, cuya principal característica es su único cuerno.

Ilustración: AVindas

En época medieval, Europa estaba poblada de seres fantásticos de todo tipo y uno de ellos era el unicornio, proveniente de la mitología clásica.

Las primeras versiones del mito llegan de la mano de Ctesias, médico e historiador griego, que en sus expediciones a la India dijo haber encontrado un animal silvestre con apariencia de caballo blanco, pero con la cabeza púrpura, ojos azules y un cuerno negro en medio de la cabeza. Aunque también hay quien lo describe con cabeza y cuerpo de caballo, patas de antílope, cola de caballo o león y barba de chivo.

No obstante, en el medievo, se lo representó, en general, como un caballo completamente blanco y con un cuerno en espiral sobre la frente.

barthc3a9lemy_langlais_livre_des_propric3a9tc3a9s_-_btv1b10532588f

Bartholomeus Anglicus, Livre des propriétés des choses, traducción francesa de Jean Corbichon (1401-1500), BNF, Manuscrito, folio 327r

Chants royaux en l’honneur de la Vierge au Puy d’Amiens, (1501-1600), BNF, Manuscrito, folio 28v

Pétrarque, Les Triomphes, traducido por Symon Bourgouyn (1501-1600), BNF, Manuscrito, Folio 29v

El cuerno era para el unicornio un arma de defensa, ya que se trataba de un animal furibundo, agresivo y extremadamente rápido, que luchaba con cualquiera que alterara su soledad.

Se decía, además, que el cuerno poseía propiedades mágicas, ya que se consideraba a este animal absolutamente puro. Quien conseguía un cuerno y bebía en él, quedaba instantáneamente protegido de la muerte por envenenamiento y también se libraba de sufrir epilepsia.

Los nobles pagaban cifras astronómicas por poseer uno de ellos, pero a falta de cuerno de unicornio, la gente  empezó a utilizar colmillos de narval para el mismo fin.

En las leyendas se describía al unicornio como un ser solitario, que vagaba por sus territorios defendiéndolos con fiereza y que únicamente se unía a otros unicornios cuando debía aparearse. Al nacer las crías, permanecían junto a sus madres hasta que les crecía el cuerno por completo. En ese momento, se independizaban y buscaban un lugar propio en el que vivir, el cual protegían con ahínco de los intrusos.

histoire_de_la_nature_chasse_-catelan_laurent_bpt6k1048567n

Solo permitían la entrada en sus dominios a las jóvenes vírgenes, a las que se abandonaba para dar caza a estos animales. El animal se sentía atraído por la pureza, reposaba su cabeza sobre la falda de la muchacha y se quedaba dormido, momento en el que los cazadores aprovechaban para atraparlo.

matauni

Bestiario de Rochester (siglo XIII), folio 10v, British Library

Mitología románica.

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions