Zhinu

Princesa mitológica china, hija del Emperador de Jade, convertida en estrella.

Ilustración: hiliuyun

La mitología china cuenta que el Emperador de Jade tenía una hija llamada Zhinu (la Tejedora), a la que con frecuencia se representa tejiendo nubes de colores en el cielo, que todos los días bajaba a la tierra con la ayuda de una túnica mágica para bañarse. Un día, un modesto pastor de vacas llamado Niulang (el Boyero) vio a Zhinu bañándose en el río y se enamoró. Robó la túnica mágica que Zhinu había dejado junto a la orilla, e impidió, así, que volviera al cielo. Cuando Zhinu salió del agua, Niulang se la llevó a su casa.

Cuando el Emperador de Jade se enteró de lo sucedido enfureció, pero fue incapaz de hacer nada ya que, para entonces, su hija se había enamorado del pastor y se habían casado. Sin embargo, al pasar el tiempo, Zhinu sintió nostalgia de su casa y quiso ir a visitar a su padre. Encontró la túnica mágica, que su marido había escondido en una caja, y volvió al cielo. Una vez Zhinu llegó allí, el Emperador de Jade convirtió al boyero en estrella y trazó un río en medio del firmamento (la Vía Láctea) para separar a los dos amantes. Después, sintió lástima y el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar chino permite que se encuentren. Un puente de urracas atraviesa la Vía Láctea ese día para que Zhinu y Niulang puedan unirse.

Ilustración: hiliuyun

La leyenda sería la explicación mitológica para un fenómeno que se puede observar en el firmamento. La estrella Vega (Zhinu), de la constelación de Lira, está situada al este de la Vía Láctea y la estrella Altair (Niulang), de la constelación del Águila, está al oeste. Sin embargo, durante el primer cuarto lunar (séptimo día) del séptimo mes lunar (en torno a agosto), las condiciones lumínicas hacen que la Vía Láctea aparezca más tenue, como si un puente uniera las dos estrellas. Este día se celebra en China, una fiesta llamada Qi xi, similar al día de San Valentín en occidente. Si llueve, se dice que son las lágrimas de Zhinu que llora al reencontrarse con su esposo. En Japón esta fiesta se denomina Tanabata y la leyenda, ligeramente distinta, la podéis leer aquí.

Mitología china.

Was this answer helpful ? Yes / No

Reader Interactions

Comments

  1. El mundo está lleno de bonitas historias que nos demuestran que los humanos somos muy parecidos en el fondo aunque seamos de lugares distintos.
    Gracias por compartir.

Responder a María Salazar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.