Las habichuelas mágicas

Texto:  Edición de Martes de cuento del relato popular «Jack and the Beanstalk»

Sobre este cuento inglés, proveniente de la tradición oral y ya patrimonio universal, se siguen haciendo multitud de versiones. Entre ellas esta nuestra, que esperamos que os guste.

El relato, atribuido frecuentemente por error a Hans Christian Andersen, tiene su origen, de acuerdo con investigadores de las universidades de Durham y Lisboa, en una historia arcaica muy extendida con más de cinco milenios de antiguedad.

La primera versión literaria se publicó en 1730 en el libro Round About our Coal-Fire: or Christmas Entertainments.  Después,  Benjamin Tabart reescribió una versión llena de moralina en 1807 que llevaba por título «The History of Jack and the Bean-Stalk”. Henry Cole, bajo el seudónimo Felix Summerly, popularizó el cuento en The Home Treasury (1845), y Joseph Jacobs lo reescribió en 1890 en English Fairy Tales. La versión de Jacobs es la que se reimprime con mayor frecuencia hoy en día, y se cree que está más cerca de las versiones orales que la de Tabart, puesto que carece de la perspectiva moralizante. 

En algunas versiones del cuento, el gigante no tiene nombre, pero en otras se llama Blunderbore, personaje del folclore inglés. En la versión que lleva por título «La historia de Jack Spriggins» el gigante se llama Gogmagog, nombre que parece tener referencia bíblica (Gog y Magog).

De entre las numerosas adaptaciones, compartimos este trailer de la película de 2013 Jack the Giant Slayer.



Ilustración: LindseyBell

Gif: Gal Shir

vuelve al cuento

Reader Interactions

Comments

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.