El caracol generoso (o ¿por qué hay caracoles y babosas?)

Texto: Quim Fargas

Cuando alguien tiene una pregunta y no encuentra respuesta a ella, solo tiene una solución: preguntar a Quim. Y justamente eso hemos hecho.

Todo empezó en uno de nuestros paseos por Isla Imaginada al ver, junto al camino que lleva al País de Pertiquicilandia, a un pequeño caracol que había abandonado su caparazón y junto a él entonaba una alegre canción. Le preguntamos al pequeño cantante qué hacía fuera de su casa y nos dijo que preguntáramos a Quim, que él nos lo contaría. Así lo hicimos y Quim nos contó el cuento del caracol generoso que compartimos con vosotros.

Quim ya nos había respondido otras cuestiones con anterioridad: ¿Por qué los mosquitos nos pican?¿Por qué hay montañas tan altas?¿Por qué tenemos historias nuevas constantemente? o ¿Por qué las cebollas nos hacen llorar?

En Isla Imaginada lo tenemos muy claro, cuando necesitamos respuestas urgentes, acudimos a Quim, le preguntamos lo que queremos saber en su Facebook, y él os nos responde en su blog Els contes del per què

Muchísimas gracias, Quim, por resolver, una vez más, nuestras dudas. ¡Ahora ya sabemos por qué hay caracoles que regalan sus casas!

Ilustración: DavidLazzuri

Reader Interactions

Comments

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.