Skip links

Main navigation

Cómo tío Conejo les jugo sucio a tía Ballena y a tío Elefante

elephant_vs__whale_1_by_mtykwan

TextoCarmen Lyra (1887-1949)

Seudónimo con el que escribió María Isabel Carvajal Quesada.

Su obra más conocida, la que le valió un lugar preeminente en la literatura,  Cuentos de mi tía Panchita, fue publicada en 1920.

carmen-lyra

Mi tía Panchita era una mujer bajita, menuda, que peinaba sus cabellos carnosos en dos trenzas,

con una frente grande y unos ojos pequeñines y risueños. Iba siempre de luto, y entre la casa
protegía su falda negra con delantales muy blancos. […]

Diligente y afanosa como una hormiga era la anciana, y amiga de hacer el real con cuanto negocio
honrado se le ponía al frente. Eso sí, no era egoísta como la antipática hormiga de la fábula, que en
más de una ocasión la sorprendí compartiendo sus provisiones con alguna calavera cigarra. […]

Ella fue quien me narró casi todos los cuentos que poblaron de maravillas mi cabeza.

De ese libro, que contiene un total de veintitrés cuentos populares, hemos extraído la fábula de «Cómo tío Conejo les jugó sucio a tía Ballena y a tío Elefante» y a cuyo protagonista, la autora le dedicó otros nueve relatos:  «Tío Conejo y tío Coyote», «Por qué tío Conejo tiene las orejas tan largas», «De cómo tío Conejo salió de un apuro», «Tío Conejo comerciante», «Tío Conejo y los quesos», «Tío Conejo y los caites de su abuela», «Tío Conejo y el yurro», «Tío Conejo y el caballo de mano Juan Piedra» y «Tío Conejo ennoviado».

Estos que tienen como protagonista al tío Conejo, provienen de la tradición oral latinoamericana, que, a su vez, tiene su origen en fábulas africanas que llevaron consigo los esclavos a América y en las que aparece un conejo travieso llamado Somba. En El Decamerón negro, de Leo Frobenius (1873-1938), encontramos alguna de las aventuras de este personaje.

Un conejo muy similar aparece también en la tradición anglosajona del sur de los Estados Unidos con el nombre de Brer Rabbit y protagoniza alguno de los cuentos del Uncle Remusrecopilados por Joel Chandler Harris (1845-1908).

En todas las versiones, el animalito es la personificación del héroe astuto, un poco embustero que cae bien y que siempre se sale con la suya mediante la trampa y el engaño, aunque algunas veces también sale malparado. Así, en los relatos en los que él aparece, el depredador se convierte en presa; el fuerte en débil;  el listo en tonto… y, gracias a su astucia, el que se supone que debería ganar, pierde. Aunque no en todos los relatos encontramos una clara moraleja, sí que hay en todos una invitación a la reflexión, que permite al lector avispado sacar sus propias conclusiones y obtener una lección de vida.

Cuando leemos las aventuras de tío Conejo, reconocemos fácilmente situaciones comunes descritas en otras tradiciones orales del mundo y de la filosofía vital universal, que sigue vigente a pesar del tiempo y del espacio.

Los cuentos de Carmen Lyra, escritos con un lenguaje llano y sencillo que pone en evidencia su procedencia de la tradición oral, están llenos de giros idiomáticos costarricenses, por lo que, en ocasiones, se puede hacer un poco difícil interpretarlos en su totalidad en una primera lectura. No obstante, el esfuerzo merece la pena.

Esperamos que la prosa de esta escritora os guste tanto como a nosotros.

a

Ilustración: WilsonWJr

Gif: Gifs.comconejo-16

vuelve al cuento

Reader Interactions