El cofre volador

Texto:  Versión de Martes de cuento de «Den flyvende kuffert» («El cofre volador» de Hans Christian Andersen (1805-1875) 

Este cuento fue publicado por primera vez en 1839, en Copenhague. en la colección Eventyr, fortalte for Børn. Ny Samling. Andet Hefte,  (Cuentos de hadas contados para niños. Nueva colección. Segundo tomo). Fue reeditado en 1849 en Eventyr (Cuentos de hadas)  y, de nuevo, en 1862 en la colección Eventyr og Historier. Første Bind (Cuentos e historias de hadas). A pesar del tiempo transcurrido, sus letras siguen siendo frescas e inspiradoras.

Los cuentos de Andersen, de sobra conocidos, han acompañado a muchos pequeños lectores a lo largo del tiempo. Historias como «¡Es la pura verdad!», «La princesa y el guisante», «El firme soldadito de plomo», «Los enamorados», «El cuello postizo», «La familia feliz», «Jacobo bobo», «El caracol y el rosal», «El traje nuevo del Emperador», «La diligencia de los doce meses», «La pequeña cerillera», El abecedario», «Saltabardales»… han hecho las delicias de niños y grandes.

Los que lo habéis leído ya conocéis que el significado de sus cuentos, no siempre tan infantiles como puede parecer a simple vista, llega más allá de lo que cuenta.

El estilo de Andersen es inconfundible. Sus textos rezuman una triste dulzura y en más de una ocasión nos topamos con historias directamente trágicas o pesimista como, por ejemplo, «La sirenita» , que puede llegar a parecer injusta e incluso puede llegar a defraudar al lector, que espera un final feliz. Pero, de ese modo, los niños descubren otra realidad del mundo, no siempre positiva, y experimentan y descubren el dolor, la injusticia, la imposibilidad, el abuso de poder… que tal vez también podemos hallar en otros autores y en otros cuentos, pero no con la fuerza expresiva y la veracidad con las que nos lo transmite Andersen.

 

Ilustración: Anne Anderson (1874-1952)

Gif: Giphy

vuelve al cuento

Reader Interactions

Comments

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.