El hueso de la ciruela

Texto: León Tolstói (1828-1910),

El conde Liev Nikoláievich Tolstói fue un novelista, pensador social y moral, y uno de los más grandes literatos de todos los tiempos.

Abrió en Yásnaia Poliana, la propiedad agrícola que su familia tenía al sur de Moscú, una escuela para los hijos de los campesinos y en ella aplicó nuevos métodos de enseñanza, que abrieron el camino de la educación progresista moderna.

Su nombre quedó ligado para siempre a la historia de las letras gracias a novelas como Los Cosacos (1863) Guerra y paz (1863-1869) o Ana Karénina (1873-1877).

El cuento que compartimos está incluido en su libro Cuentos para niños.

Ilustración: Alexei Pakhomov (1900-1973)

Este pintor ruso de vanguardia empezxó su carrera como ilustrador de libros infantiles. Su trabajo durante la Segunda Guerra Mundial le valió el Premio Estatal de Stalin . Más tarde se convirtió en profesor de arte y fue nombrado Artista del Pueblo de la antigua URSS.

Gif: Gifmania

 
vuelve al cuento

Reader Interactions

Comments

  1. Sí que es preciosa la portada.
    Y en cuanto al relato, ¿ sabes que algo parecido le ocurrió a un tío mío?
    Fue con una tableta de chocolate, durante la guerra. Pobrecillo, se la comió entera y no confesó, mi abuela utilizó una treta similar y sin haber leído a Tolstoi, que yo sepa. Él lloraba gritando, “no me quiero moriiiiir”.
    Es una anécdota que cuenta mucho mi madre, el niño era su hermano.
    Un poco cruel pero efectivo para encontrar al culpable.
    Qué comentario más largo!!!
    Besos

    • 😀 😀 😀 😀 ¡Qué bueno! Yo creo que Tolstoi hizo que fuera el padre el que hablara pero, en realidad fue la madre. La sabiduría de las madres sobrepasa todos los límites. 🙂

      P.D. ¡Adoro los comentarios largos! Muchas veces son mejores y más divertidos que los propios cuentos 😉

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.