El lobo bobo y la zorra astuta

Texto: Fernán Caballero, seudónimo de Cecilia Böhl de Faber

El cuento «El lobo y la zorra astuta», al que solo hemos modificado una sola palabras de su contenido, está incluido en el libro Cuentos, adivinanzas y refranes populares, publicado en 1921.

Esta escritora, cuya obra leída a la luz actual puede ser considerada obsoleta, puesto que escribió de forma muy moralista y conservadora en una España ya literariamente romántica, plantea temas que pueden considerarse en cierto modo realistas, ya que, en muchos de sus cuentos, añade su propio punto de vista del pueblo andaluz, el que más conoció.

Cecilia se sentía muy española, pero ni nació ni se educó en España. A la autora se la podría incluir en el grupo de autores europeos románticos (aunque ella no pueda inscribirse por completo en esta tendencia literaria) que se enamoraron del «exotismo» español.

Lo que causaba esta admiración era la variedad de tipos, costumbres y expresiones que parecía estar condenados a la desaparición por influjo de los nuevos aires de modernidad que recorrían Europa. Por este motivo, ella quiso reflejar en su obra la idiosincrasia española, pero sin lograrlo plenamente, puesto que incorporó a sus descripciones su ideología —de perfil un tanto reaccionario—, y las emociones que le suscitaba todo aquello que la rodeaba.

Aunque en algunas de sus obras ese exceso de juicios de valor y su postura excesivamente conservadora vienen a romper un poco la frescura y viveza de la acción, no es menos cierto que en otras muchas, como creemos que es el caso de la historia del lobo y la zorra,  sus relatos están llenos de luz, color y humor y, por tanto, creemos que merece ser habitante de pleno derecho de nuestra Isla Imaginada. Ya antes, editamos otro de sus cuentos, La flor de lililá.

Este cuento, ligeramente diferente y con otros protagonistas, también lo recopilaron los hermanos Grimm bajo el título «El gato y el ratón hacen vida en común».

Ilustración: Evolvana

Gif: Giphy

vuelve al cuento

Reader Interactions

Comments

  1. Me ha gustado mucho su vocabulario y la forma. Creo que hiciste bien en dejarlo como ella lo concebía. Me encanta
    Cecilia Böhl de Faber y lo que dejó escrito. Encontré un libro en San Francisco, creo que era del padre, no era de cuentos, era de romances. Pero me resulta muy original. También me ha gustado la ilustración.

    • Gracias por tu palabras, Julie. A veces es difícil decidir cómo editar un texto pero, en este caso, y a pesar de que muchas personas piensan que los niños deben ser un poco tontos y usan vocabularios básicos, he creído que se entendía perfectamente y que, aunque algunas palabras no se entiendan, el conjunto es perfectamente asimilable.
      Buscaré ese libro del padre que me comentas.
      ¡Un abrazo!

    • 😀 😀 😀 Estuve tentada de modernizar el vocabulario. Pensé que, quizás, a algún niño le sonaría a chino. Finalmente, no obstante, pensé que se perdería gran parte de la magia y opte por cambiar una sola palabra 😉
      Me alegra haber acertado. A veces, al editar, también hay que saber no hacerlo 😉
      Un abrazo, Eva.

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.