Skip links

Main navigation

El par de zapatos

imagen-3

Texto: Traducción de Martes de cuento de «La paire de chaussures», de Pierre Gripari (1925-1990)

La historia de amor de Nicolás y Tina la encontramos en el libro La sorcière de la rue Mouffetard et autres contes de la rue Broca, de Pierre Gripari. En él, hay otros doce cuentos fascinantes, en los que se mezcla el humor, la ternura, la imaginación y el absurdo para hacer volar nuestra imaginación. Pero tras las historias de este libro, hay otra historia…

Hace ya tiempo, en el número 69 de la calle Broca, en pleno París, había una tienda de comestibles y cafetería regentada por Papá Saïd, un cabilo casado con una mujer bretona.

rue-broca

En aquel momento, el matrimonio tenía cuatro hijos; tres niñas: Nadia, Malika y Rashida; y un niño: Bashir. Muy cerca de la tienda, vivía un señor italiano apellidado Riccardi, que también tenía cuatro hijos, aunque solo nos interesa el nombre de dos de ellos: Nicolás, el mayor, y Tina, la más pequeña.

Los niños, como todos los niños en aquel entonces, solían jugar en la calle y nadie hubiera pensado en escribir sobre ellos si no hubiera sido porque apareció por aquel lugar un misterioso personaje, al que todo el mundo llamaba Monsieur Pierre, que se hizo cliente de la tienda de Papá Saïd.

Monsieur Pierre vivía en el cercano Boulevard Port Royal y solía ir al colmado a comprar galletas, chocolate y también fruta o a tomarse un café o un té con menta. Era escritor, al menos eso decía él, aunque los mayores lo ponían en duda, ya que sus libros no estaban a la venta en ninguna librería. Los pequeños, por su parte, estaban convencidos de que, en realidad, era una bruja disfrazada.

Un día, mientras Monsieur Pierre estaba tomando un café, los niños se acercaron a él y él les contó un cuento. al día siguiente otro y al otro día, otro más. Con tanto cuento, Monsieur Pierre no tuvo más remedio que refrescar su memoria y releer las historias que de niño lo deleitaban: las de los Hermanos Grimm, Perrault, Andersen, leyendas rusas, árabes… para así poder tener contento a un público tan exigente.

Al cabo de un año y medio, cuando se le acabó el repertorio, Monsieur Pierre propuso a los niños reunirse cada jueves por la tarde e inventar nuevos cuentos entre todos. Así nació el libro Contes de la rue Broca. De la magia y la realidad circundantes, surgieron estas historias.

 

Ilustración: Fernando Puig Rosado (1931-2016)

Aunque estudió medicina, prefirió curar a las personas con la risa y dedicó su vida al humor gráfico.

ee2a52e5354ac0ff835db6d936fb6be9

Además, escribió numerosas historietas, fue ilustrador, pintor, publicista, dibujante y animador de películas.

En España, colaboró con revistas como La codorniz, Pueblo y Don José,  hasta que en 1960 se estableció definitivamente en Francia, donde trabajó en publicaciones para jóvenes —Astrapi, J’aime lire, Okapi, Phosphore— y para adultos —Siné Mensuel, Le Canard enchaîné, le Nouvel Observateur, le Figaro littéraire, Lui, Satirix.

En 1967, en Aviñón, fundó junto a Jean-Pierre Desclozeaux y Claude Favard-Bonnot la «Société Protectrice de l’Humour» (SPH)

En 1976 recibió el Premio humor negro Grandville, y en 2005 compartió con Lerouge el Crayon de porcelaine (álbum), en Saint-Just-le-Martel, el Centro internacional de la caricatura de prensa y humor.

Sus dibujos solían ser lineales a lápiz, simples pero expresivos, y cuando los coloreaba, lo hacía con acuarelas, con colores puros diluidos. En sus personajes solía pintar una amplia y constante sonrisa que al mirarlos nos contagian el buen humor.

6284e382cdc3bf9d6c33a8c6c8d5e4fd

Gif: Gifs & Gifsgifs-animados-zapatos-2

vuelve al cuento

Reader Interactions