El queso de Luna

Texto:  Versión de Martes de cuento de un cuento popular andaluz

Para reescribir este relato nos hemos basado en el cuento «Manzanita», extraído del libro de Juan Ignacio Pérez y Ana María Martínez, Cien cuentos populares andaluces recogidos en el Campo de Gibraltar.

Tal y como se indica en el prólogo, firmado por Antonio Rodríguez Almodóvar, este cuento tiene un valor añadido, ya que en él encontramos una explicación sobre el origen de la Luna, y este tipo de mitos etiológicos, —los que intentan dar una explicación a una costumbre, un rito, un fenómeno de la naturaleza, un espacio sagrado… cuyo significado original se ha perdido— son muy raros en la tradición oral europea, aunque muy frecuentes en otras tradiciones, como la africana, la americana, la asiática… y, por descontado, los hallamos con frecuencia en antiguas historias bíblicas o de la tradición grecolatina, ya que el relato etiológico está íntimamente ligado al mito primigenio. Seguramente, si pudiéramos rastrear sus orígenes, acabaríamos encontrando en el inicio, tal vez, alguna leyenda africana, en las que aparecen con tanta frecuencia el Sol y la Luna como protagonistas.

Según Pérez y Martínez, los autores del recopilatorio, pocos cuentos de la tradición oral española dan explicaciones a fenómenos naturales. Citan a otro autor, Sánchez Pérez, que incluye en su colección Cien cuentos populares españoles «El viejecito de la Luna», en el que se relacionan las manchas lunares con el castigo que sufre un anciano por malgastar cierto dinero que le regalan. Asimismo, en otra versión del mismo cuento citada por Seve Calleja en su libro Basajaun, el señor del bosque (Cuentos y leyendas populares vascos), un campesino es llevado a la Luna como castigo por trabajar en día festivo, motivo por el cual, desde entonces, se ven manchas con forma humana en el satélite.

La Luna ha tenido siempre un papel central en todas las mitologías, que han contado numerosas historias sobre ella y la han adorado como diosa (o dios). Infinidad de mitos nos ofrecen distintas y fascinantes historias. Podéis ver ejemplos en la Imaginopedia con Ixchel o Rona. Sin embargo, no es frecuente que los cuentos europeos reflejen dicha fascinación, puesto que la mayoría de ellos pasaron por el filtro de la cristianización. A pesar de esta censura  no es extraño  que alguno, con temática más inocua,  consiguiera sobrevivir y pasara de boca en boca. Los cuentos citados anteriormente son testimonio de ello.

Ilustración: hannelin

Gif: Acbka

vuelve al cuento

Reader Interactions

Comments

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.