La Quarantamaula

Texto: Versión de Martes de cuento a partir de un relato popular valenciano

Hasta no hace mucho, una de las funciones de los cuentos era la de asustar a los niños para que obedecieran. La pedagogía del miedo era usada habitualmente por padres y abuelos para que los pequeños hicieran caso. El lobo, el hombre del saco, los monstruos, las brujas, el sacamantecas… todos servían para que los niños comieran, se portaran bien o no molestaran en exceso.

Ilustración: zeroso

Uno de estos seres malvados es la Quarantamaula, proveniente de la mitología popular valenciana

Podéis obtener más datos de ella en la entrada correspondiente de la Imaginopedia. En relación a este siniestro personaje y sobre una de las historias que hemos encontrado sobre ella, gira nuestra versión del cuento, que esperamos que os guste.

Como podéis ver, Isla Imaginada también está poblada por seres siniestros, así que… ¡cuidado! Tal vez alguno de ellos esté al acecho y si os portáis mal, no termináis lo que os ponen en el plato o hacéis mucho ruido… ¡Quién sabe si esta noche decide venir a por vosotros!

Ilustración: zeroso

Antes de acostaros, mirad bajo la cama…

Ilustración: Maaot

Gif:  Nate

vuelve al cuento

Reader Interactions

Comments

  1. La Carantamaula es un símbolo del mal. Así lo veo yo, no tiene forma o tiene muchas pero está ahí y hay que protegerse.
    La ilustración es muy bonita, con esas siluetas en negro y el sol rojo poniéndose.
    En mi casa se usaba mucho la palabra maula para referirse a alguien de poco fíar.

    • 🙂 Ciertamente, el mal adquiere cualquier forma, igual que el miedo. Y de ambos, como muy acertadamente dices, debemos protegernos y proteger a nuestros seres queridos. En especial a los niños, los más vulnerables. La ilustración me pareció muy acertada, aunque conllevó algunos cambios textuales para adaptar imagen y contenido 😉 En cuanto al término «maula», mi madre lo usaba, pero lo que ella decía era «gata maula», haciendo referencia a una persona que tras su apariencia de quietud y tranquilidad, esconde otras intenciones.

  2. Estupenda información, como siempre. Yo creo que la mayoría de los cuentos tenían-tienen un fondo de aventura perverso, para mantener, mediante el miedo, al niño en alerta durante su lectura y con un fin añadido ejemplarizante. Entre brujas, magos, lobos, gigantes, etc. etc., además de todos los personajes que tu has mencionado, así hemos crecido, y así me imagino crecen las nuevas generaciones con personajes distintos y múltiples medios a su alcance.
    Muchas gracias, Nona.
    Un abrazo.

    • 🙂 El miedo tiene una parte mala, pero otra buena, porque nos protege de los peligros. Sin miedo somos más vulnerables. La persona que teme, es más cauta y cuidadosa y, por tanto, también está más alerta para reaccionar ante las cosas que pueden dañarla. ¡Gracias por tu comentario, Isabel!

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.