Skip links

Main navigation

Matilde, la pluma sin vergüenza

girl_by_iraville-d6h1dbk

Texto: Martes de cuento

En la Isla Imaginada todos los objetos tienen el poder de comunicarse. Aquí también pueden hacerlo, solo se tiene que prestar atención. Pero como hemos perdido la práctica, lo mejor es empezar por escuchar lo que tienen que decir los bolígrafos, las plumas, los lápices, los colores, el teclado del ordenador… ¡Es fácil entender lo que cuentan si se pone atención! Pasado un tiempo, se puede escuchar la voz de todo aquello que nos rodea y contestar a sus preguntas sin vergüenza.

Como en otras ocasiones, para este cuento, hemos contado con la ayuda de Bea Sarrión, psicóloga infantil y conductora del blog Psicovalencia. ¡Gracias, de nuevo, por tus consejos, Bea!

 

Ilustración: Iraville

11_n_n_by_marusitaneko-d4vzrao

vuelve al cuento

Reader Interactions