Sobre lluvias y sapos

Texto:  Gustavo Roldán (1935-2012)

«Crecí en el monte, en el Chaco, cerca del río Bermejo, en Fortín Lavalle, bien al norte de la provincia. Mi padre tenía hacienda y vivíamos en el campo. No había libros en ese lugar pero existían cuentos todos los días. Los domadores, los arrieros, todos los hombres que trabajaban con las vacas, cuando volvían, tarde, preparaban un fogón para hacer el asado y mientras tomaban mate contaban cuentos que hace cientos de años que circulan por el mundo: cuentos de Pedro Urdemales, de la luz mala, de aparecidos, de miedo… todos los cuentos folclóricos.​

 

Ilustración: Onyana

Gif: Tenor

vuelve al cuento

Reader Interactions

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.