Skip links

Main navigation

Un cuento de plata y arena

20170802_154714

 

Texto: Gonzalo MoureGonzalo Moure

El autor de la historia solidaria de esta semana, como el pequeño bubisher, el pájaro del desierto cuya llegada anuncia buenas noticias, nos trae bajo su «ala» un pequeño tesoro: El niño de luz de plata, un libro precioso que conocimos gracias al blog de la escritora Felicitas Rebaque.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bubisher, pájaro del desierto

El libro, que Isla Imaginada al completo os garantiza que vale muchísimo más que los 10 € que cuesta, lo podéis pedir a Pilar Segura (pseguratorres@hotmail.com).

El importe se destinará, íntegramente, a la construcción de una biblioteca en Dajla, «un nuevo nido para el cuarto Bubisher, ya presente en Smara, Ausserd y Bojador, y para un nuevo bibliobús».

Invirtiendo en él, contribuis a que la lectura vuele  muy lejos.

 

La historia de cómo nació el libro ya la habéis leído, pero ¿qué sabéis de las personas que lo imaginaron? ¿Qué sabéis del lugar en el que habitan?

Farsía es el nombre de una de las muchas darias en la que viven refugiados saharauis.

Estos asentamientos situados en los alrededores de la ciudad de Tinduf, Argelia, fueron construidos «provisionalmente» en 1975 para albergar a los saharauis del Sáhara Occidental que huían de la guerra entre el Frente Polisario, por un lado, y Marruecos y Mauritania, por el otro, y han ido creciendo tanto a lo largo de sus más de cuatro décadas de existencia que, en la actualidad, se hayan organizados en cinco grandes campamentos denominados wilayas (provincias).

Las cinco wilayas que existen hoy se denominan El AaiúnSmaraDajla, BojadorAuserd, los nombres de cinco grandes ciudades de la República Árabe Saharaui Democrática (creada en 1976) y ocupada, en su mayor parte, por Marruecos, cuya soberanía no es reconocida ni por las Naciones Unidas ni por muchos países del mundo.

 eh.png

Cada una de las wilaya, a su vez, se divide en varias darias (distritos), subdivididas todas ellas en barrios.

Más de 40.000 personas huyeron hacia Argelia y, desde entonces, la población ha ido creciendo sin que el problema se haya todavía solucionado. Según ACNUR, se calcula que en la actualidad el número de refugiados es de aproximadamente 165.000.

El campamento de Smara es el más poblado, ya que se haya cerca de la carretera que comunica la capital administrativa de los campos de refugiados, Rabuni, con la ciudad de Tinduf.

La región argelina en la que se ubican los campos es una de las más inhóspitas del mundo. En la hamada las temperaturas diurnas en verano rozan los 50 grados y en invierno, el frío llega a congelar. Se mire hacia donde se mire, arena y piedras lo cubren todo. Solo gracias a la solidaridad, el esfuerzo y el compañerismo, características intrínsecas del pueblo saharaui, ha sido posible la vida en sociedad en este paraje inhóspito y sofocante.

El pequeño esfuerzo que supone para nosotros invertir 10 € en este libro, hará crecer alas a un niño.

3217747580_c28e703db4_b

Para pedir el libro, enviad un mail a Pilar Segura (pseguratorres@hotmail.com).

 

Ilustración:  Clara Bailo

La ilustración que acompaña esta historia ha sido extraída, con permiso, del libro El niño de luz de plata.

Clara Bailo, la ilustradora, es además arquitecta y junto a Rogelio Martín, no solo diseñó la biblioteca de Smara, sino que contribuyó a construirla con sus propias manos.

Gif: Blobby Barack

giphy

vuelve al cuento

Reader Interactions

Comments

  1. Gracias mil, Nona. Sabía que te engancharía. Todo el mundo que conoce el proyecto Bubisher se queda en los ojos y las sonrisas de los niños saharauis que se acercan a él para aprender, para soñar, para leer y vivir la libertad a través de los libros. Gracias por difundir, por compartir, por esta maravillosa entrada que ha acercado el Bubisher a todos tus seguidores. Mil abrazos y mil sonrisas.

  2. Emoción y conmoción son dos sentimientos que se han apoderado de mi desde que leí el título tan hermoso y sugerente “Un cuento de plata y arena”. Muchísimas gracias por darnos a conocer este maravilloso proyecto solidario con el que sin duda colaboraré. Pero tengo que esperar a dejar “mi isla” hasta llegar al “continente” donde pueda llegarme sin dificultad el pedido.
    Un abrazo, hoy más que nunca, de cuento.

  3. Una canción preciosa, muy dulce la voz y el proyecto increíble! Qué bien que nos has traído el conocimiento de lo que ocurre en estos campamentos saharauis. Maravillosa idea. Os felicito a todos. A Felicitas, a Gonzalo, a ti, a los niños, al proyecto… Gracias. Besos.

  4. Es muy bonita la idea de alimentar el espíritu de los niños con la lectura y muy interesante conocer la iniciativa gracias a ti Nona. Por cierto, la canción me encanta. La voz es muy dulce y lleva toda la mañana dando vueltas por mi cabeza. Saludos veraniegos!!!!

    • ¡Me pasó lo mismo con la canción! Parece mentira que siendo tan sencilla cale tan hondo 😉
      En cuanto al proyecto, cuando lo vi en el blog de Felicitas, me enamore de él al instante. Un niño leyendo es una de las mejores cosas que puede pasar en el mundo 😉
      ¡Un beso, amiga!

Trackbacks

Nos encanta que nos cuentes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.